Reconstrucción de uñas: nail art y barniz semipermanente


Entrando en detalles técnicos, el reconstrucción de uñas de gel prevé la aplicación de Propina (piezas de plástico que aumentan la longitud de la uña) con una posterior aplicación de gel, o simplemente este último si tienes la suerte de tener uñas suficientemente largas. Precios de esta lujo han disminuido a lo largo de los años y obviamente varían de una ciudad a otra, pero en cualquier caso siguen siendo bastante llamativos: la primera reconstrucción puede costar desde 40 euros hasta 100, mientras que para retoques desde 20 euros hasta 50. Son muchos los detalles que determinan el coste , por ejemplo, el tipo de gel que utiliza su esteticista o cualquier decoración que requiera un suplemento.

El retoque se suele aplicar una vez cada tres semanas, máximo un mes y como en todo hay inconvenientes: en concreto, la reconstrucción implica un archivo continuo de la Cama de Clavos que a la larga se quita de forma seria, además, de esta forma se limita la respiración de la uña, que inevitablemente se debilita. Luego, en cuanto al cabello, está el problema del rebrote, este se maneja de acuerdo a la rapidez con que la uña vuelve a crecer; sin embargo, incluso si tuvieras la suerte de poder llevar a cabo la reconstrucción durante todo un mes, las señales del paso del tiempo serían verdaderamente despiadadas. Si aplica el color, después de unas dos semanas tendrá la mitad de la uña natural con el signo obvio del aditamento del gel, si en cambio aplica el francés, puede limitar el daño pasando una capa de esmalte para cubrir el recrecimiento. Realmente hay decoraciones para todos los gustos y para todas las ocasiones, es muy lindo poder lucir uñas que no solo están bien cuidadas sino tratadas al detalle, en la combinación de colores y en la elección de los motivos que presentan. Quedarse sin inspiración es simplemente imposible, pero si le faltan ideas, siempre puede ver la galería de fotos con muchas fotos de arte de uñas bellamente diseñadas.

El esmalte semipermanente a nivel práctico presenta los mismos problemas, pero tiene un coste medio menor: de 15 euros a 30. Hay pocas esteticistas capaces de hacer un buen trabajo, así que si decides embarcarte en esta aventura, te recomiendo que veas primero el trabajo en persona, ya que te arriesgas a encontrarte con “paletas” pegadas a tus dedos, tanto por la forma como por el grosor, y desde este punto de vista el precio no tiene nada que ver con eso; El dicho “gasta poco, poco retorno” no es válido porque te aseguro que he visto algunas reconstrucciones de 100 euros realmente impresentables.

Eso sí, si no quieres recurrir a ninguna de estas técnicas, aún existe otra posibilidad, que es darte un capricho con esmaltes muy normales. Existen muchas guías y tutoriales que explican paso a paso cómo realizar hermosos efectos en tus uñas aunque no sean muy largas o tratadas por una esteticista: explosiones de colores que se mezclan para crear una agradable armonía y los más modernos rayos con efectos de sombra. luna son solo algunas de las posibilidades que tienes! Solo tienes que darte un capricho y no tener miedo de mezclar algunos colores, puede parecer arriesgado pero al final ¡te sorprenderá tu trabajo!

Ahora, sé perfectamente cuánto quieres una mano que esté siempre limpia, pero ¿realmente vale la pena la vela? ¡La posteridad juzgará!

Artículo original publicado el 31 de mayo de 2012