Perro de tres patas ayuda a un niño discapacitado a enfrentarse al mundo

Una historia realmente increíble, que conmueve y destaca cómo el perro es verdaderamente el mejor amigo del hombre, sin reservas.

Owen es un niño de 7 años con síndrome de Schwartz-Jampel: debido a esta enfermedad, sus músculos están perpetuamente tensos. Owen le tiene miedo a todo y su familia se ve obligada a vivir en casa.
Sin embargo, esto finalmente está cambiando, gracias a la ayuda de Haatchi, un perro de tres patas, abandonó y sobrevivió a unos matones que lo habían atado a las vías del tren.
Entre Haatchi y Owen fue amor a primera vista y el niño lo define “Su mejor amigo”. Haatchi nunca se mueve sin Owen y además de una sonrisa sincera, el perro pudo ayudar al pequeño a enfrentar sus miedos, saliendo de la casa para jugar.
“Antes de su llegada, a Owen no le gustaba salir, era prácticamente agorafóbico”, dice la madre. “Ahora quiere hablar con todo el mundo sobre Haatchi y quiere salir todo el tiempo para mostrarlo”.

“Me siento muy feliz. Cambio mi vida. Ahora ya no le tengo miedo a los extraños “ dice, lleno de alegría, Owen.

Artículo original publicado el 17 de febrero de 2014