Formaldehído: la sustancia que hace que los cosméticos sean peligrosos

A menudo, por superficialidad, se evita revisar las etiquetas de los cosméticos comprados. Depende de las marcas o de determinadas características y funcionalidades.

Hace pocos meses la Fiscalía de Brescia se incautó de 50.000 productos cosméticos para el cabello que contenían “formaldehído”, que luego se vendieron en toda Italia, después de que algunas mujeres fueran hospitalizadas tras un tratamiento de alisado en algunos salones. El formaldehído es un químico muy dañino que se usa para preservar algunos productos de la contaminación microbiana, también se encuentra en algunos cosméticos, especialmente en esmaltes de uñas y productos para el cabello. Para esmaltes esta sustancia ayuda a la adherencia y mejora su aplicación y brillo, para champús y similares facilita el alisado del cabello.

Hoy en día la normativa impone un límite máximo de formaldehído dentro del producto igual al 0,2%. Muchos productos cosméticos, especialmente los destinados al alisado del cabello, contienen cantidades muy elevadas de formaldehído, llegando incluso a concentraciones de formaldehído iguales al 9,5%.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer ha clasificado al agente químico formaldehído como carcinógeno humano y ha determinado que es una de las causas de los tumores nasofaríngeos. Por lo tanto, siempre es útil consultar las etiquetas de los productos en los que se informa el INCI: Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos, que es el nombre internacional utilizado para indicar los diferentes ingredientes en la etiqueta.

Para identificar el formaldehído es necesario evitar productos que contengan:midazolidinil urea y diazolidinil urea.

Artículo original publicado el 7 de junio de 2013