Femicidio: el número de hombres que matan a mujeres

Muchas veces hemos hablado del femicidio, el terrible crimen de los hombres que matan a las mujeres por el solo hecho de ser mujeres, pero es necesario volver a hacerlo.

Cada año mueren decenas de miles de mujeres en todo el mundo, asesinadas por hombres que creen que son dueños de su vida y la tienen a su disposición. Solo desde el año 2000, más de 3.000 mujeres han sido asesinadas en Italia por estos motivos (datos de Eures). En 2017, aproximadamente 87.000 mujeres murieron por homicidio voluntario en todo el mundo, de las cuales el 58% a manos de una pareja o un familiar. Esto significa que aprox. 137 mujeres mueren cada día porque lo mató alguien que en lugar de amarlos mueve la peor violencia posible contra ellos. Un fenómeno demasiado grande y horrible para ignorarlo.

Motivos y tipos de femicidio

En el caso específico del feminicidio, la OMS ha publicado un estudio para analizar las causas y tipos de esta violencia. Las razones desencadenantes pueden ser muchas. El primer caso es el femicidio cometido por la pareja o expareja, por motivos de posesión y poder. Cualquier tipo de rechazo por parte de la mujer en un clima familiar marcado por la violencia puede ser desencadenante, así como de expulsión o, en realidad, incluso por motivos inútiles relacionados con la atención domiciliaria.

Luego, el estudio informa sobre el femicidio realizado para salvaguardar el honor de la familia, que se perpetúa cuando, por ejemplo, la mujer ha tenido relaciones sexuales fuera del matrimonio (incluso si fue violada) o si quedó embarazada fuera del matrimonio. El asesinato por honor, según la mentalidad machista y violenta que está atenta sólo a la supuesta reputación del hombre y no a la libertad de acción de la mujer, mata a unos 5,000 mujeres al año en todo el mundo, especialmente en Oriente Medio, Asia y en las comunidades de estas zonas que han emigrado a Europa y América del Norte.

Luego está el feminicidio por dote insuficiente, lamentablemente extendido especialmente en el subcontinente indio, lo que indica a partir de los datos de 2006 7600 muertes al año por este terrible legado de tradición. Finalmente, el feminicidio no íntimo, perpetrado contra mujeres no por alguien en el ámbito íntimo sino por un extraño, que suele matar tras una agresión sexual. Este tipo de femicidio involucra a las trabajadoras sexuales de manera desproporcionada en comparación con otras víctimas.

Femicidios en el mundo

Como hemos visto, alrededor de 87.000 mujeres son asesinadas cada año en el mundo (datos de UNODC), de las cuales más de un tercio son asesinadas a manos de sus parejas. El continente donde se producen más feminicidios a manos de parejas o familiares es elAsia, con 20.000 casos notificados en 2017, seguida de África con 19.000, América con 8.000 y luego Europa (3.000) y Oceanía (300). Sin embargo, con una tasa de homicidios familiares y relacionados con la pareja de 3,1 por cada 100.000 habitantes, es África es la región del mundo donde las mujeres corren mayor riesgo de ser asesinadas por su pareja. o por miembros de la familia, mientras que Europa (0,7 por 100.000 habitantes) es la región donde el riesgo es menor.

África es también el continente donde la pareja tiene más probabilidades de matar con 1,7 homicidios por cada 100.000 habitantes. Más de dos tercios de las mujeres asesinadas en África en 2017 (69%) fueron víctimas de un familiar o pareja, mientras que en Europa la misma cifra se situó en el 38% de los asesinatos de mujeres. En el mundo, para ambos sexos, solo uno de cada 5 homicidios lo comete la pareja: las mujeres son el 64% de las víctimas de asesinatos cometidos por parejas o familiares y el 82% de las víctimas de homicidios cometidos por la pareja.

Hay lugares donde ser mujer es definitivamente más peligroso que otros. Esto es, por ejemplo, Sudáfrica, donde alrededor de 3 mujeres mueren cada día, lo que es un problema nacional de importancia primordial. En los últimos 20 años, Sudáfrica ha experimentado una disminución de los homicidios contra hombres, cuya incidencia ha pasado de 65,3 por 100.000 habitantes en 2000 a 29,4 en 2016/17. El destino contrario para los feminicidios, especialmente a manos de la pareja, que se incrementan en particular en los últimos años: de una incidencia de 13,4 mujeres por 100.000 habitantes en 2010 a 20,8 en 2016/17.

Femicidios en Italia

Con cifras decididamente más bajas, pero no menos alarmante por esto, Italia también ha visto una tendencia hacia una disminución de los homicidios contra hombres y una tendencia opuesta en los femicidios. De hecho, en los últimos 20 años el total de homicidios ha disminuido mucho, pasando de 755 en 2000 a 319 en 2019. Según el análisis de Eures, los datos relativos a los asesinatos de mujeres son menos positivos, ya que se ha pasado de 199 homicidios. de mujeres en 2000 a 117 en 2019, una disminución demasiado pequeña.

También es evidente que la mayoría de los asesinatos de mujeres son feminicidios: de las 117 muertes contra mujeres víctimas de 2019 hasta 102 fueron cometidos en la familia o por la pareja. De estos 102, más de la mitad (68) fueron homicidios de pareja.

Estos datos son confirmados por el análisis del Ministerio del Interior, que publicó un informe que muestra cómo, al analizar todos los asesinatos voluntarios ocurridos contra mujeres en 2018, el 48% fueron cometidos por la pareja, el 8% por el ex pareja, el 25% de un familiar y solo el 19% restante de conocidos o extraños.

A nivel regional en Italia hay más asesinatos en el norte: en 2018 hubo 20 solo en Lombardía, seguida de Campania con 19 casos y Piamonte con 13.

El encierro y la violencia de género

El Servicio de Análisis Criminal de la Secretaría de Seguridad Pública publicó un informe sobre violencia de género y feminicidios relativo a los primeros meses de 2020, que se caracterizaron por un hecho reciente sin precedentes: el encierro.

El encierro domiciliario significó que el total de asesinatos disminuyó respecto al mismo período del año anterior: mientras se cometieron 161 asesinatos entre enero y junio de 2019, 131 asesinatos se cometieron entre enero y junio de 2020 (-19 %). En el mismo período, sin embargo, los asesinatos de mujeres aumentaron: de 56 en el primer semestre de 2019 a 59 en 2020. Además, si en 2019 las mujeres víctimas constituían el 35% del total de asesinatos, en 2020 son el 45% de las víctimas.

El número antiviolencia 1522 se llamó con el doble de frecuencia (+ 119%) en comparación con el mismo período en 2019, y las solicitudes de ayuda a través del chat se multiplicaron por cinco entre marzo y junio (de 417 en 2019 a 2666 en 2020), dice Istat.