Cómo conseguir pestañas más largas en un mes

El sueño de pestañas espesa, fuerte y naturalmente larga sin necesidad de rímel es un deseo compartido por muchas mujeres, especialmente aquellas que invierten muchos euros en productos cosméticos que muchas veces no devuelven lo que prometen. ¿Cómo conseguir pestañas más largas en un mes? ¿Es realmente posible?

La respuesta es sí, pero si quieres evitar tratamientos cosméticos como la laminación o ponerte extensiones de pestañas, la solución es tratar tus pestañas de forma natural, mimarlas con los productos y sérums adecuados que favorezcan su fortalecimiento. Con una indicación precisa: no vayas a atacar la zona de los ojos.

El identikit del pestañas saludables? Naturalidad, longitud, brillo de color y densidad son los cuatro objetivos que, utilizando los productos adecuados, se pueden conseguir sin recurrir a tratamientos que sean efectivos a corto plazo pero que requieran cuidados constantes (e inversiones económicas continuas). Nanolash es la respuesta para un look XL sin estresar las pestañas: un antídoto formado suero que, en tan solo un mes, acelera el crecimiento de las pestañas y las fortalece, nutriendo en profundidad el bulbo piloso. Sin efectos especiales, solo cuidando y siguiendo los ritmos de la composición natural de las pestañas sin perjudicar la salud del ojo.

Foto: Everett Cosmetics

Tres consejos para tener unas pestañas largas, fuertes y saludables en un mes, sin estresarlas

Los maquilladores han centrado su atención en las pestañas y su poder para abrir la mirada y hacerla más intensa durante algún tiempo. Basta pensar en los filtros de Instagram que apuntan a añadir efectos extra a las pestañas, como los de plumas de colores del artista Karol Sudolski. En realidad, sin embargo, las cosas se complican: los que nacen con pestañas finas o muy claras suelen centrarse en el uso de rímel extra-negro y en productos agresivos para hacerlas más evidentes.

Y aquellos a los que les gustan las pestañas con efecto mariposa terminan estresando el bulbo piloso aplicando pegamento para pestañas postizas o extensiones. Aunque estas técnicas se adaptan perfectamente al objetivo (y sin consecuencias particulares en el párpado como la blefaritis si las realizan profesionales) suelen tardar demasiado con una gran inversión en términos económicos. Por esta razón, el cuidado diario de las pestañas integrado en su rutina de belleza puede convertirse en el superpoder para sortear los límites de estas soluciones.

Pero, ¿por qué se dañan las pestañas, incluso si por naturaleza ya estarían en camino de ser fuertes y hermosas? Entre las principales causas se encuentran los hábitos diarios de los que muchas veces ni siquiera somos conscientes, y que también actúan de forma agresiva en toda la zona ocular, incluidas las pestañas:

  • Frotarse los ojos: por cansancio, hábito, por alergias estacionales que provocan irritación ocular. Frotarlos equivale a “atacarlos”.
  • Productos cosméticos inapropiados: cuando utilizamos productos de maquillaje de ojos siempre debemos asegurarnos de sus componentes. Esto se debe a que pueden contener un contenido inadecuado o incluso perjudicial para la salud ocular.
  • Productos impermeables: en este caso, el uso intensivo de productos altamente resistentes como el rímel impermeable no favorece la correcta hidratación de las pestañas. Que de hecho se secan y tienden a desprenderse de forma natural porque están mal alimentados.
  • Productos caducados: deben eliminarse del estuche de belleza porque son peligrosos para la salud ocular.

Así que aquí hay tres consejos prácticos que pueden integrarse en su rutina diaria de belleza para el cuidado y engrosamiento de las pestañas.

El poder del serum para pestañas XL

El suero Nanolash tiene como objetivo estimular el crecimiento de las pestañas, extenderlas, espesarlas y fortalecerlas ya dentro del décimo día de aplicación. Su objetivo es regenerar y reponer las pestañas, objetivo que ya se alcanza alrededor del vigésimo día de uso diario. En 30 días, según estudios independientes de productos, las pestañas son un 50% más largas. Pero no solo eso: gracias a sus componentes que penetran profundamente después de pasar el cepillo sobre las pestañas, los bulbos capilares no solo no se sienten atacados, sino que se nutren de esta acción diaria. Además, las pestañas tienden a oscurecerse y están envueltas en una capa protectora que evita que se rompan. Todo a prueba de irritaciones y alergias cutáneas, testado por oftalmólogos que lo aprobaron gracias a los ingredientes de calidad de los que está compuesto.

Foto: Everett Cosmetics

¿Pestañas finas? Ir al masaje de párpados

Las pestañas casi transparentes, invisibles si no con una ayuda cosmética son la preocupación de muchas mujeres. Quienes corren a cubrirse con productos específicos para hacerlos evidentes, a menudo enfrentan irritaciones en los párpados y problemas oculares. Pero las pestañas finas se pueden fortalecer con un método natural: el masaje. El truco en este caso es estimular el flujo sanguíneo al bulbo piloso, de la misma manera que un masaje cutáneo ayuda a que el cabello vuelva a crecer más sano y fuerte. ¿Cómo hacer un masaje de pestañas? Mediante lentos movimientos circulares sobre los párpados, con las manos limpias y los ojos sin maquillaje.

¿Pestañas más largas? Cepillarlos es la solución

Cuidar tus pestañas significa integrar algunos gestos sencillos, rápidos pero efectivos en tu rutina de belleza. Como cepillarlos: estimularlos todos los días promueve y acelera de forma natural su crecimiento, apuntando a la activación de los vasos sanguíneos y una vez más al poder de una correcta circulación. Simplemente cepíllelos con un limpiapipas todos los días, preferiblemente empapado en un suero fortalecedor.

artículo con contenido promocional