Colon irritable: consejos y remedios

QUÉ ES ESTO’? La síndrome del intestino irritable es un trastorno causado por la alteración del motilidad intestinal y se incluye en el grupo de trastornos gastrointestinales funcionales, que es una categoría de diagnóstico que puede definirse basándose únicamente en la sintomatología y caracterizada por la ausencia de un sustrato patógeno.

PORQUE. Puede haber algunas causas factores psíquicos tales como elinestabilidad emocional, l ‘ansiedad, la depresión y elhisteria;factores alimentarios como la ingesta excesiva de alcohol, café o especias, sino también una dieta desequilibrada. Otros los factores son infecciososyo, como el desequilibrio del flora bacteriana que puede depender, en algunos casos, de terapias con antibióticos. Por último, pero no menos importante, está la causa estilo de vida que incluyen el estilo de vida sedentario, el hábito de controlar las ganas de defecar, el uso imprudente de drogas como laxantes, la antibióticos o el Drogas psicotropicas. También se atribuye especial importancia a estrés emotivo Tanto es así que en muchos casos el síndrome del intestino irritable se considera un verdadero trastorno psicosomático crónico y recurrente: es decir, alterna fases sintomáticas con fases de bienestar.

SÍNTOMAS Los síntomas son bastante heterogéneos y variables. Los elementos esenciales son: Dolor abdominal, irregularidad en la emisión de heces y, por tanto, diarrea o estreñimiento, tensión abdominal con meteorismo, náuseas e hinchazón y tensión abdominal suelen estar presentes después de las comidas.

TERAPIA. El síndrome del intestino irritable es crónico, pero es bueno tranquilizar sobre el carácter benigno de la enfermedad en sí, por lo que la terapia tiene como objetivo resolver los eventos patogénicos que lo caracterizan, es decir, aliviar los síntomas. La terapia se puede resumir en tres breves puntos:

1) Es necesario establecer un buena relación médico-paciente para poder conocer con seguridad y escrúpulos las situaciones o alimentos relacionados con el síndrome, porque como hemos visto las causas son heterogéneas.

2) Las personas con un componente ansioso pueden beneficiarse por el uso de ansiolíticos o antidepresivos con el fin de reducir la participación psicológica en el dolor, luego intervenir en la reducción del mismo.

3) Necesarios son actividad física y cambio de hábitos alimentarios: por ejemplo regulando los horarios de las comidas o eliminando aquellas sustancias y / o alimentos irritantes y estimulantes. Estos son los trucos útiles para poder paliar los síntomas básicos.

Artículo original publicado el 30 de mayo de 2012