Besar es bueno para la salud y el espíritu.

Al besar, se activan una serie de reacciones químicas que estimulan positivamente el sistema nervioso y el cuerpo. El beso mejora el estado de ánimo de la persona porque reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y aumenta los de oxitocina, la hormona del bienestar. En la saliva masculina hay testosterona, la hormona del deseo, mientras que en la saliva femenina hay endorfinas, moléculas de serenidad. En ambos casos, hay 60 millones de bacterias y virus que fortalecen el sistema inmunológico.

Besar también es bueno para el corazón, que se activa y bombea mejor con el aumento de la presión arterial, dando lugar a los famosos latidos del corazón. Cada minuto que pasas besando también quema 6 calorías..

¡Así que es realmente cierto que el amor hace jóvenes! La atracción que nos lleva a querer besar a nuestra pareja dura en promedio de 6 a 18 meses, y luego disminuye. Perder el hábito de besar es muy negativo, primero porque besarse durante mucho tiempo es un excelente remedio anti-envejecimiento y luego, según un estudio alemán, los que se besan por la mañana antes de ir al trabajo vive 5 años más de los que son menos cariñosos. ¿Dudas de su fidelidad? ¡Bésalo! Normalmente, si haces trampa, dejas de besar a tu pareja por incomodidad.

La explicación antropológica de este gesto proviene de la prehistoria: alimentar a los propios bebés con la boca, destetarlos. Cuidado y protección. El beso cura y protege el alma y la relación.

¿Necesitas otras razones para hacerte besar cada día más?

Artículo original publicado el 5 de diciembre de 2012