Bebés y mascotas – Cosas de mamá

En muchos hogares sucede que hay que regalarle al cachorro de la casa, un nuevo miembro humano de la familia y no siempre es algo sencillo.
Los animales también sufren de celos y también porque los dueños que han convivido con un animal durante años no están preparados para tener que compartir la atención.
Es importante comenzar esta introducción lentamente.

1- Acostumbra al animal a los niños y todo lo relacionado con ellos

Los animales se adaptan instintivamente rápidamente a los niños, solo tienen que aprender a comportarse. Para ello es necesario dar ayuda al animal antes de la nueva llegada.
Por ejemplo, invita a amigos con niños a la casa, compra un muñeco con forma de recién nacido y pruébalo, como si fuera un niño de verdad.
Utilice grabaciones de llanto y risa para que su cachorro se acostumbre.
A menudo menciona al niño en presencia del animal.

2- Curso de formación

Muchos educadores caninos ofrecen capacitación para ayudar a las mascotas cuando llega un bebé a la casa. Si no puede encontrar uno tan específico, inscriba al perro en un curso de porte para entrenamiento general.
Los animales mejor educados se adaptan más rápido a cualquier evento nuevo.

(foto: Tumblr)
(foto: Tumblr)

3- llama al veterinario

Antes de que llegue el bebé, lo ideal es llevarlo a un chequeo minucioso.
Una visita podría evitar alergias, parásitos u otros problemas. Puede ser importante hablar sobre cualquier esterilización. La esterilización hace a los animales más sanos y educados.

4- Fronteras

Si no planeas dejar que tu mascota entre en la habitación del bebé, comienza a colocar algunas barreras antes de que llegue.
Mejor aún si el animal nunca ha tenido acceso a la habitación del bebé.
La barrera que se crea está mejor colocada a oscuras, para que el animal la perciba como una puerta real y no se sienta aislado mirando para otro lado.

(foto: Tumblr)
(foto: Tumblr)

5- Mimar un poco más

Los niños pequeños no tienen la capacidad de medir sus acciones. Disfrutan haciendo un poco de todo, gritando en sus oídos, tirándose del pelo, etcétera… mientras la gente disfruta de todo esto en los niños, para los animales es un poco más difícil.
Los bebés tienden a tocar a los animales en la cara, tirarles de la cola, etc.

Para ello tienes que acostumbrar a tu mascota a que la mimen un poco más rudo.
Y poco a poco estar siempre presente en los encuentros entre el cachorro humano y el peludo.

6- Una vez que nace el bebé …

Muchos nuevos padres llevan al bebé a casa envuelto en una manta y se acercan al cachorro. Esto puede ayudar a la mascota a acostumbrarse gradualmente al olor del bebé.

Es necesario que el cachorro de 4 patas no se sienta excluido. Entonces trata de acercarte a ellos asegurándose de que el animal vea en el pequeño un nuevo amigo y no la competencia. Esfuérzate por hacerle entender a tu mascota que sigue siendo importante, fundamental para el equilibrio del hogar.
Cuanto más feliz sea su mascota, más fácil será llevarse bien con el bebé.

¡Y buena suerte!